Contacte con nosotros

11 + 15 =

Coronavirus

Limpieza y desinfección

Contacte con nosotros

3 + 11 =

¿Qué son los coronavirus?

Se denomina así a una extensa familia de virus que afectan normalmente a animales, aunque algunos de ellos tienen la facultad de transmitirse al ser humano a través de mutaciones. La sintomatología del virus puede presentarse desde el resfriado común hasta cuadros de neumonía grave con síndrome de distrés respiratorio agudo (SARS-CoV), shock séptico y como consecuencia fallo multiorgánico.

¿Cómo se llama el nuevo coronavirus?

El nuevo coronavirus se llama SARS-CoV-2. La enfermedad que causa el SARS-CoV-2 se llama COVID-19.

¿De qué forma se puede adquirir la infección?

La transmisión humano-humano se produce por el contacto con las secreciones de gotas respiratorias (capaces de llegar hasta los 2m) de personas infectadas, depositadas sobre superficies y objetos, seguida del contacto con la mucosa de la nariz, boca u ojos.

Supervivencia aproximada de la COVID-19 en algunas superficies

  • 3-5 días PLÁSTICOS.
  • 4-5 días PAPEL.
  • 4 días CRISTALES.
  • 4 horas COBRE.
  • 24 horas CARTÓN.
  • 3 días ACERO INOXIDABLE.
  • 4 días MADERA.
  • 2-8 horas ALUMINIO.
  • 8 horas GUANTES.
  • 20ºC Supervivencia varios días en diferentes superficies.
  • ≥ 30ºC Supervivencia más corta.
  • Se desconoce tiempo de permanencia en medio ambiente.

Limpieza y desinfección del coronavirus

Debido a la gran supervivencia de la COVID-19 sobre superficies, objetos y espacios habitados, es necesario crear un protocolo de LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN cuyo fin constituya la seguridad microbiológica mediante su destrucción.

Metodología contra el coronavirus
  1. Limpieza por arrastre mediante agua y productos jabonosos eliminando suciedad, gérmenes e impurezas de todo tipo de superficies y objetos.
  2. Desinfección posterior para la eliminación de patógenos con productos apropiados recomendados por el Ministerio de Sanidad.
  3. Gestión apropiada de residuos.
Limpieza

La forma de proceder será:

  • De arriba hacia abajo: paredes, ventanas, puertas, rodapiés y suelo.
  • De dentro hacia afuera: empezando por el lado opuesto a la entrada.
  • De lo limpio a lo sucio.
  • Del centro al exterior cuando sean zonas de gran superficie.

Técnica húmeda: prohibido el barrido en seco debiéndose realizar un barrido húmedo con mopa y gasa para no levantar polvo y evitar la traslación de patógenos.

Técnica de doble cubo: su finalidad es utilizar un cubo con solución desinfectante que garantice la desinfección y otro cubo con el agua de enjuague.

Si ha habido casos positivos la limpieza y desinfección debe hacerse de las zonas de menor contaminación a las de mayor (de fuera hacia adentro).

Desinfección

Desinfectante: sustancia química capaz de destruir los gérmenes sobre material vivo o inerte abarcando casi todas las formas patógenas.

Las características de los desinfectantes son proporcionadas por las sustancias activas que contienen.

Características

  • Alto poder germicida.
  • Activo en presencia de materia orgánica.
  • Clasificación toxicológica adecuada.
  • Poder detergente y limpiador.
  • Fácil de aplicar.
  • Estable.
  • No daña los materiales o soportes.
  • Capacidad residual.
  • Alto poder de penetración.
Algunos desinfectantes reconocidos por el Ministerio de Sanidad y la CAM

El Ministerio de Sanidad publica en un documento técnico algunas de las concentraciones mínimas de sustancias activas que, tras la aplicación durante al menos 1 minuto de contacto, han evidenciado la inactivación de la COVID-19: HIPOCLORITO DE SODIO al 0,1%, ETANOL 62-71% y PERÓXIDO DE HIDRÓGENO al 0,5%.

  • HIPOCLORITO DE SODIO (NaClO)
    • Las soluciones de hipoclorito de sodio comercializadas son las LEJÍAS, siendo su contenido de cloro activo no inferior a 35gr. ni superior a 100gr/l, mostrándose muy efectiva según pautas de desinfección de la Consejería de Salud de la CAM.
    • Concentración al 0,1%, 1000ppm de cloro disponible es efectiva en 1 minuto.
    • Dilución recomendable: 1:50 en 1 litro.
      Se prepara de la siguiente forma: verter 20 mililitros de lejía doméstica en una botella de 1 litro y
      rellenar con agua hasta completar.
    • Hay que preparar soluciones frescas diariamente.
    • Bactericida, fungicida, virucida, micobactericida y esporicida.
    • Desinfectante de acción rápida.
  • PERÓXIDO DE HIDRÓGENO (H 2 O 2 )
    • Más conocido como AGUA OXIGENADA.
    • Su acción oxidativa que ejerce sobre las macromoléculas, desnaturalizando las proteínas, rompe la permeabilidad de las membranas lipídicas celulares, actuando sobre el ADN y ARN.
    • Limpiador higienizante liberador de oxígeno activo.
    • Rápida velocidad de acción.
    • Excelentes resultados de limpieza e higiene sobre superficies tratadas sin miedo a deteriorarlas o decolorarlas.
    • Inactiva a los agentes patógenos en una concentración al 0,5% durante un tiempo de exposición de 1 minuto.
    • No corrosivo.
    • Respetuoso con los materiales.
  • SOLUCIÓN HIDRO-ALCOHÓLICA HIGIENIZANTE
    • Activo frente a microbacterias, hongos y virus.
    • Acción rápida.
    • Posee suficiente actividad frente a virus lipídicos y no lipídicos.
    • Grado alcohólico entre 60º y 71º.
    • Autosecante.
    • Inflamable.
    • Componente principal: etanol.
    • Composición: diferentes formulaciones.
    • Si el alcohol doméstico es de 96%, se debe rebajar al 70% de la siguiente manera:
      Coger un recipiente de un litro, verter 70 mililitros de alcohol y rellenar el resto con agua. Esta solución se puede emplear para la desinfección de objetos personales como gafas, móviles, teléfonos, teclados, mandos TV/AA/etc.
Limpieza y desinfección de choque de superficies

Método

1º LIMPIEZA POR ARRASTRE.
2º DESINFECCIÓN mediante equipo nebulizador y producto higienizante formulado específicamente para su uso en todo tipo de objetos o superficies tales como paredes, mesas, asientos, teclados, ordenadores, cocinas, baños, suelos… y de materiales (textiles, plásticos, metales, etc) dejándolo actuar hasta que seque.
Sus propiedades hacen que sea eficaz en la higienización, tanto de exteriores como de interiores (colectividades, oficinas, viviendas…), en los transportes públicos (autobuses, tranvías, trenes, aviones, taxis…) y en cualquier espacio con afluencia de público (colegios, teatros, cines, hoteles, residencias, etc).

Desinfección ambiental certificada

La certificación de los TRATAMIENTOS DE DESINFECCIÓN del coronavirus debe ser autorizada por la CONSEJERÍA DE SANIDAD y realizada por EMPRESAS DE SERVICIOS BIOCIDAS REGISTRADAS EN EL R.O.E.S.B., así como la utilización de productos desinfectantes de uso especializado registrados en el MINISTERIO DE SANIDAD.

Las sustancias activas proporcionan a los desinfectantes las características necesarias para ser eficaces frente a los organismos nocivos. La composición del desinfectante condiciona su efectividad siendo importante el uso de biocidas que hayan demostrado su capacidad para ejercer una acción viricida de amplio espectro.

Como producto biocida se empleará el desinfectante OX-VIRIN:

– OX-VIRIN (Nº Registro Sanitario: 15-20/40/90-02518 y 15-20/40/90-02518-HA) Peróxido de hidrógeno 25% – Ácido acético 8% – Ácido peracético 5%

La aplicación del desinfectante obliga a hacerlo en ausencia de personas y, posteriormente, respetar y mantener el plazo de seguridad de 3 horas antes de volver a entrar en la instalación, ventilándose adecuadamente antes de entrar al recinto.

La ventilación de las dependencias cerradas tiene como finalidad la renovación del aire interior para mejorar su calidad evitando con la aportación del aire limpio la transmisión del virus.

El método de desinfección aéreo se realiza mediante nebulización en frío de ultra bajo volumen (ULV), que origina niebla fría formada por pequeñas gotas entre 20-60 micras.

Antes de la desinfección por nebulización, se llevarán a cabo las siguientes medidas:

  • Restricción del acceso durante el tratamiento y hasta que no finalice el plazo de seguridad.
  • Retirar cualquier tipo de alimento.
  • Anular los sistemas contra incendios.
  • Desconectar los sistemas de climatización/ventilación.

Validación y verificación de los servicios de desinfección

Resulta conveniente realizar una VALIDACIÓN Y VERIFICACIÓN DE LOS SERVICIOS DE DESINFECCIÓN, mediante placas de contacto o laminocultivos de superficies. La muestra es enviada a un laboratorio homologado donde se incuba y se obtienen los resultados de aerobios totales o presencia de la Covid-19, según sea el caso.

OZONO – LUZ ULTRAVIOLETA (UV)

NOTA publicada por el Ministerio de Sanidad el 3 de Julio 2020 sobre el uso de LUZ ULTRAVIOLETA Y OZONO para la desinfección del SARS-CoV-2.

La situación de pandemia por la COVID-19 ha generado unas necesidades de desinfección de todo tipo de ambientes y materiales muy superiores a las habituales.

Ante las numerosas peticiones de información sobre la comercialización, la eficacia y seguridad del uso de equipos dotados de fuentes de luz Ultravioleta-C (UV-C) para desinfectar el aire, superficies, locales, edificios o productos frente a SARS-CoV-2, el Ministerio de Sanidad realiza las siguientes observaciones:

Un reciente informe de revisión de la evidencia sobre eficacia y seguridad de la desinfección con luz ultravioleta y el ozono en el ámbito sanitario, realizado en el marco del Plan de Trabajo de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del SNS (1), ha concluido que:

“La evidencia disponible sugiere que ambos dispositivos pueden reducir la población de virus en superficies. En el caso concreto de los coronavirus, la evidencia sugiere que los dispositivos de UV-C reducirían la población vírica, de una forma fácil y rápida. Sin embargo, a fecha de publicación de este informe, NO SE HA ENCONTRADO EVIDENCIA SOBRE LA EFICACIA Y SEGURIDAD DE LA DESINFECCIÓN DE SARS-COV-2 CON DISPOSITIVOS DE RADIACIÓN CON ULTRAVIOLETA U OZONO”.

Asimismo, se insiste que la medida más eficaz para la prevención de infecciones por el SARS-CoV-2 sigue siendo el lavado de manos, la protección con mascarilla, la distancia social, la limpieza con detergentes y desinfectantes y la aplicación de biocidas autorizados por el Ministerio de Sanidad.

Algunos ejemplos de centros y superficies críticas de contagios

  • Buzones.
  • Interruptores de luz.
  • Barandilla y pasamanos.
  • Telefonillos.
  • Ascensor (paredes, puerta y botoneras).
  • Puertas de acceso.
  • Manillas y pomos.
  • Timbres.
  • Paramentos.
  • Suelos.
  • Aseos (si los hubiera).
  • Interruptores de luz.
  • Enchufes.
  • Objetos decorativos.
  • Lámparas.
  • Mamparas divisorias.
  • Puertas, cercos y marcos.
  • Manillas y pomos.
  • Mesas.
  • Sillas, sillones y sofás.
  • Resto mobiliario.
  • Mostrador.
  • Papeleras.
  • Fotocopiadoras.
  • Teléfonos.
  • Ordenadores.
  • Teclados.
  • Ratones.
  • Cintas de persianas.
  • Objetos de escritorio.
  • Percheros.
  • Aseos completos.
  • Paramentos.
  • Suelos duros.
  • Moqueta.
  • Puertas, cercos y marcos.
  • Manillas y pomos.
  • Interruptores de luz.
  • Enchufes.
  • Papeleras.
  • Lámparas.
  • Mesas.
  • Sillas, sillones, sofás.
  • Mobiliario diverso.
  • Elementos decorativos.
  • Objetos de escritorio.
  • Perchas.
  • Taquillas.
  • Pizarras.
  • Ordenadores.
  • Ratones.
  • Teclados.
  • Equipos audiovisuales.
  • Teléfonos.

¿Tienes dudas?

Estamos para ayudarte. Si tienes cualquier consulta que hacernos solo tienes que escribirnos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies